jueves, 6 de junio de 2013

Motín a bordo

¡Que el pasaje se me amotina! Vive Dios que no esperaba tales protestas de navegantes tan esforzados.
Pero sea, que una es ante todo magnánima.
Disminuiremos la velocidad de crucero y nos adaptaremos a vientos más suaves.
Vamos, que volveré a espaciar los capítulos aunque sean de los cortos. Snif, snif, trataré de contenerme hasta el domingo XDD 

3 comentarios:

  1. Gracias, gracias... Ya se me acumulaba tanto que miedo me daba empezar de nuevo donde lo dejé, jajajajaja...
    Ahora ya puede leer sin prisa pero sin pausa.

    ResponderEliminar
  2. Es que me temía que os echarais al agua en cualquier momento :)

    ResponderEliminar
  3. Tampoco te duermas en los laureles...me tiene en vilo la conversacion pendiente.......

    un beso

    ResponderEliminar