martes, 31 de octubre de 2017

De huésped en «EL VALS DE LA ARAÑA»

dama cuernos

Se trataba de unir dos iniciativas, el #LeoAutoras de octubre y el empeño en reunir en estas fechas relatos de autoras terroríficas. Así que las habitantes de El Vals de la Araña publicarán durante su Semana del Terror siete relatos de siete autoras diferentes. A mí me ha tocado, he tenido esa suerte, ser la autora de hoy, en pleno Samhain.
         El caso es que os va a parecer raro pero ha sido, precisamente, con un relato sobre otra fecha mítica, Beltane, a celebrar el primero de mayo. Esto solo demuestra que todo es parte de la misma herencia mágica y los mismos ciclos mistéricos.
         Os invito a visitar la cueva donde tejen las Arañas danzarinas, y a leer al calor de un buen fuego mi relato «Oscuro Beltane».

Beltaine Mayday


Flecha

lunes, 30 de octubre de 2017

SOLO POR ESTA VEZ

Entrada rescatada, remineralizada y actualizada

El pensamiento circular
Iván Ferreiro

Cuando cantaba con Los Piratas me parecía ñoño, y creía que su voz volvía al grupo más empalagoso de la cuenta, desviando la atención del buen fondo que tenían sus temas. Sin embargo, de vez en cuando me sorprendía tarareando por lo bajini alguna de sus canciones. Promesas que no valen nada, los Años 80... Que no me acababan de gustar, no. O no del todo... O al menos, no en abierto.
         Años después, ya en solitario, el señor Ferreiro me conquistó. Más hecho, más personal, más suyo. Con esa voz que ya no me parecía ñoña, sino melosa, dulce, llena... Con ese tonillo gallego, apenas apreciable, tan encantador.          Tournedo; Cómo conocí a vuestra madre; Ciudadano A...
         Ya no se ha vuelto a alejar por mucho tiempo de la banda sonora de mi vida. Y, de tanto en tanto, me topo con alguna canción suya que me asalta día y noche durante al menos una semana (yo soy obsesiva-circular con la música, y cuando me da con una canción la escucho hasta morir).
         Eso me ha ocurrido, precisamente, con «El pensamiento circular», una canción que forma parte del último trabajo de Iván Ferreiro, un disco que llevará por título «Casa».


Y el caso es que según la oía, mientras caminaba e iba yo pensando en mis cosas, ya me parecía que rozaba peligrosamente el palo, que podía considerarse de lo más tiernuca y emotiva. Pero no podía ser, tenía que tratarse de un error de apreciación. A ver, nenes, que yo no soy ñoña, no nos equivoquemos. Así que, lo que vais a escuchar (lo que yo llevo escuchando ya unos cuantos días) es tan solo una balada pop normal y corriente, que nada tiene de sensible.


(ACTUALIZADO- Videoclip oficial)

¿Qué os parece? ¿No resulta de alguna manera adictiva?
         A mí se me fue metiendo dentro de manera muy sibilina. Como si me hablara al oído, empeñada en contarme sus verdades a media voz. Hablándome de recuerdos de esos que permanecen al acecho, por nuestra propia voluntad, en algún rincón poco visible de nuestra mente y nuestro ánimo. La presencia oscura de un antiguo olor, vago y remoto. La sombra de una persona, una idea o una experiencia que ha desdibujado el tiempo. Que pudo existir de verdad, o acaso no. El retazo de un sueño o de alguna vida pasada. Triste y nostálgico como solo el pasado o los deseos incumplidos pueden serlo.
         Algo a lo que volvemos cada vez que todo falla y nos asalta el terror a la pérdida. O cada vez que el hoy parece más triste, más gris o más vacío que el ayer.
         Algo así como una tabla de salvación o una muleta que nunca lográramos dejar atrás del todo, porque sabemos que será inapreciable en algún momento, quien sabe cuándo.

Es un asco que una simple canción oída en la radio sea capaz de volvernos melancólicos, de removernos por dentro de esa manera, sin previo aviso. Y conecte, seguramente sin querer, con la parte más honda de nosotros mismos.
         Pero la carne es débil, y el espíritu no digamos. Y, claro, nos dejamos llevar. Eso sí, entendámonos bien, será solo por esta vez, solo durante un momento. Y mañana ya nos rearmaremos, si eso.

jueves, 19 de octubre de 2017

UN DÍA DE MUERTOS MUY PARTICULAR


Que nos va el sincretismo, sí señor. Adoramos la oscuridad, la fiesta mexicana del Día de Muertos, Halloween, Samhain y la imagen aterradora y neblinosa de la Santa Compaña.
         En mi barrio estamos muy locos y nos crecemos ante los retos. Así que...

Imaginad, Sicilia, 1920, una joven de pechos turgentes...

Las chicas de oro -  Bea Arthur, Betty White, Rue McClanahan, Estelle Getty

Venga, no, probemos de nuevo. Imaginad, Manoteras, 2017.
         En la plaza de la Soci se ha congregado una extraña multitud. Visten de negro y entre ellos se ven algunas Catrinas y Catrines, algún que otro vampiro que viene de empalmada de Halloween, unos cuantos Hombres-lobo, mucho esqueleto... Y todos ellos rodeados de velas y la luz incierta que se derrama de los fanales que agitan dos encapuchados. 
         La gente porta campanas, crótalos y algunos cencerros. Gimen y se agitan, inquietos, pues presienten que su camino está a punto de comenzar. El reloj da las ocho y la procesión se pone en marcha. Avanza por la calle principal al ritmo de la música siniestra que marcan los  huesos y las campanas. Las luces oscilan en la noche oscura. El sonido de los ropajes y el arrastrar de cientos de pies arranca eco en las calles. Una voz desgarrada repite una y otra vez «ánimas bendi.. ánimas bendi... ánimas benditas». Y continua con su cantinela interminable.
         La serpiente de luz y sombras pasa ante cada portal, ante cada farola embrujada por la niebla, ante cada balcón dormido, y sigue su lento avance sin concederse un descanso. Al fin, cuando nadie creía que todo aquello tendría un final, cuando el reposo parece una quimera, la Fantasmal Compaña alcanza el Huerto y se detiene en torno a unas misteriosas luces. Prenden las llamas de las queimadas y se escucha el siseo de muchas voces recitando el conjuro y rindiendo pleitesía a las almas de los difuntos. La multitud guarda luego silencio. Solo un corto espacio de tiempo. Y entonces...
         Y entonces la música festiva y alegre de la fiesta mexicana se adueña del espacio y todos brindan y se desean una muy feliz Estación Oscura. Se prenderán hogueras en las casas y en los corazones de todos. Para aguantar el invierno y soñar con que la próxima Primavera ha de venir, como cada año, y esta vez traerá consigo consigo la mejor de las cosechas.

lunes, 9 de octubre de 2017

LA MUJER ATRAPADA - Tablón de anuncios


Rescato en esta entrada otras dos que hice, hace ya tiempo, sobre el síndrome de «La mujer atrapada», mujeres que vivieron su propia versión del cuento LAS ZAPATILLAS ROJAS, para retomar ese mismo tema con nuestra siguiente Poeta suicida: Alfonsina Storni.
         
Una de ellas, la que da origen a la serie, en el blog de mi colega y amiga Sandra Parente:
LA MUJER ATRAPADA - IY la otra, sobre la poeta suicida Sara Teasdale: LA MUJER ATRAPADA - II.
Quedará esta entrada como tablón de anuncios en el que consultar, en orden de nacimiento, todas las autoras cuyas vidas constituyen lo que será el objeto de estudio de la sección. Ellas son...
         Nuestras Poetas suicidas:

Virginia Woolf: 1882-1941: murió a los 59 años

Sara Teasdale: 1884-1933: a los 49 años
Alfonsina Storni: 1892-1938: 46 años
Marina Tsvetáyeva: 1894-1941: 46 años
Florbela Espanca: 1894-1930: 36 años
Antonia Pozzi: 1912-1938: 26 años
Anne Sexton: 1928-1974: 46 años
Amelia Rosselli: 1930-1996: 65 años
Sylvia Plath: 1932-1963: 31 años
Alejandra Pizarnik: 1936-1972: 36 años
Miyó Vestrini: 1938-1991: 53 años
María Mercedes Carranza: 1945-2003: 58 años
Verónica Forrest-Thomson: 1947-1975: 27 años
María Emilia Cornejo: 1949-1972: 23 años
Ana Cristina César: 1952-1983: 32 años
Martha Kornblith: 1959-1997: 38 años 

No quiero despedirme hoy sin añadir un poema que viene muy a cuento de lo que hablamos, expresa en la propia voz de una mujer el anhelo doloroso de crear, de plasmar en el mundo real y prosaico la carga de un corazón desmesurado, en este caso a través de la poesía, como algo inherente al hecho de ser mujer. Extraídas de la web Poesía de Mujeres, os traigo aquí estas palabras desgarradas de Concha Espina.

mujer poeta

YO SOY UNA MUJER: NACÍ POETA…

Yo soy una mujer: nací poeta,
y por blasón me dieron
la dulcísima carga dolorosa
de un corazón inmenso.
En este corazón, todo llanuras
y bosques y desiertos,
han nacido un amor, interminable,
y un cantar gigantesco;
pasión que se desborda de la tierra
y que invade los cielos…
Ando la vida muerta de cansancio,
inclinándome al peso
de este afán, al que busca mi esperanza
un horizonte nuevo,
un lugar apacible en que repose
y se derrame luego
con la palabra audaz y victoriosa
dueña de mi secreto.
Yo necesito un mundo que no existe,
el mundo que yo sueño,
donde la voz de mis canciones halle
espacios y silencios;
un mundo que me asile y que me escuche;
¡lo busco, y no lo encuentro!…


Concha Espina
Concha Espina- España
Poema incluido en la novela La esfinge maragata, 1914.

viernes, 6 de octubre de 2017

MUSOS - Yaroslav Gerzhedovich

Yaroslav Gerzhedovich

Un muso increible, e igualmente inquietante, que descubrí hace unos días, cuando buscaba imágenes para ilustrar una entrada.
         Yaroslav Gerzhedovich es un pintor e ilustrador ruso que combina en sus obras el dibujo con la fantasía medieval.

Yaroslav Gerzhedovich






Nació en San Petersburgo (entonces Leningrado), Rusia, en 1970 y se  formó en la Escuela de Arte «Nikolái Roerich» y posteriormente en el estudio de Nicholas Ganzhalo en San Petersburgo. Su trabajo se caracteriza por sus finísimos y complicados detalles, así como por el reflejo de luz tenue que envuelve a sus personajes y paisajes en un ambiente lleno de misticismo.

Yaroslav Gerzhedovich

Durante sus veinte años de carrera, su estilo ha cambiado muchas veces, pero manteniendo en el fondo la misma esencia de sus comienzos: ambientes góticos y oscuros conformados por un dibujo detallista y esmerado, con reminiscencias de arte gótico y renacentista, colores velados y una meticulosa ejecución. Además de la mezcla de personajes y elementos basados en la mitología con otros de la naturaleza y la vida cotidiana.


Yaroslav Gerzhedovich 

Según él mismo nos dice,
«es difícil definir mi propio estilo, pero parece estar en algún lugar entre el surrealismo y la fantasía».

Yaroslav GerzhedovichEsa mezcla de la que hablábamos, entre elementos fantásticos y detalles reales, consigue en el espectador una reacción curiosa. Te sumerges en sus pinturas como si estuvieras contemplando algo histórico, como si fuera posible lo imposible y aquello que se te muestra fuese real. Y esto es así porque uno quiere «creer», desea ser partícipe de ese paisaje, de ese mundo onírico y mágico que él ha creado. Y pagas el precio, tal como haces ante la buena literatura fantástica. Pese a que tu mente racional sabe distinguir, tú la acallas y la recluyes a un rincón para que no moleste. Porque por un momento al menos, te has propuesto vivir emocionantes aventuras dentro de un cuadro.
 Yaroslav Gerzhedovich
Yaroslav ha expuesto con gran éxito en Rusia, Reino Unido y Suiza, entre otros países, y sus obras están presentes en numerosas e importantes colecciones públicas y privadas de todo el mundo.
         Actualmente vive y trabaja en San Petersburgo.